Protección antirrobo – Mitos

"No tengo nada que alguien pueda robar" - Aquí encontrará usted muchos errores comunes.

 

"Quien quiere entrar, puede hacerlo a pesar de toda la seguridad existente."

La experiencia indica: los ladrones quieren hacer su tarea rápido y sin ser descubiertos. Cuanto más tiempo le damos a los ladrones, menos posibilidades tendrán de llegan a su objetivo.

 

"Los ladrones sólo vienen por la noche, y es de todos modos, cuando estoy en casa."

Alrededor de la mitad de todos los robos domésticos tienen lugar durante el día. Su ausencia está determinada de antemano. Por ejemplo: llamando, observando, con buzones llenos o por información en redes sociales. Y si usted está en casa cuando alguien entra, la recomendación general es: mantenga la calma.

 

"Estoy asegurado y obtendré un reembolso."

Ningún seguro puede reemplazar los valores sentimentales o compensar las consecuencias psicológicas de los robos.

 

"Las vacaciones son épocas de robos"

Durante la temporada de vacaciones a menudo hay un aumento en el número de robos. Sin embargo, las vacaciones no son necesariamente la principal temporada de robos, ya que a los ladrones les gusta especialmente la temporada ´donde hay "oscuridad".

 

"Las residencias de vacaciones sólo son robados en ausencia de sus ocupantes"

Por el contrario. Los asaltantes prefieren venir justo cuando usted está en la residencia de vacaciones. Porque es precisamente durante este tiempo, en que se sienten atraídos por botines particularmente lucrativos: dinero en efectivo, relojes, joyas.

 

"Tenemos un sistema de alarma"

Desafortunadamente, los sistemas de alarma no pueden prevenir los robos. Solo avisan.

 

"Nuestras empuñaduras de las ventanas se pueden cerrar con llave"

Las ventanas sin protección antirrobo pueden abrirse en pocos segundos.

Productos adicionales